Snorkel en Cantabria

Ya hicimos una entrada comentando zonas del norte donde hacer snorkel. Aunque normalmente vinculamos esta actividad a lugares de sol y arena blanca aquí os vamos a descubrir, a los que no hayáis ido ya, cómo el Mar Cantábrico también tiene su particular paraíso. En concreto Cantabria. Poco a poco iremos desglosando otras partes de la zona norte.

Avisamos antes de acudir a la zona norte que veáis primero la entrada en la que explicamos qué neopreno necesitas para cada lugar porque, sin ninguna duda, los vais a necesitar si decidís estar tiempo bajo el agua. Y como consejo: el mes de Septiembre suele hacer muy buen tiempo y la temperatura del agua no ha bajado tanto. Además, a partir de Septiembre las playas están con poca gente, lo que nos permite disfrutar casi en soledad del paisaje.

Vamos entonces con algunos rincones:

Playa Trengandín (Noja)

Si ya en la zona norte os mostramos la playa de Ris en Noja os podemos asegurar que Trengandín, en la misma zona, no se queda atrás. Tanto para hacer snorkel como bucear cerca de las rocas es un verdadero espectáculo de flora y fauna marina. Diferentes tipos de algas, moluscos, calamares y peces os darán buena cuenta de ello.

Avisamos de que en los meses de julio y agosto esta zona acoge a un sinfín de turistas, sin embargo, nada tiene que ver con las playas del Mar Mediterráneo. Si podéis evitar esos meses es ideal, aún así nunca sentiréis agobio.

Playa de Langre (Ribamontán al Mar)

Esta playa está dividida en dos partes. Langre I y Langre II separadas por un pequeño cabo. Para los amantes del buceo lo ideal es acudir a Langre II que se accede a través de la primera. Estas playas están rodeadas de un enorme acantilado, y es justo ahí, en la zona rocosa donde podemos apreciar la riqueza del fondo marino.

Somocuevas (Liencres)

Playa perteneciente a la espectacular Costa Quebrada. Cualquier punto de esta Costa es un lugar idílico para el buceo. Tan solo hay que ir físicamente preparado para bajar los 135 peldaños de la escalera que nos llevará a ese rincón. Una vez allí con nuestro kit de snorkel podremos ver peces, rocas con erizos y plantas sin apenas esfuerzo.

Hemos puesto esta playa por destacar un lugar concreto. Pero como ya hemos dicho la Arnía, Portio o Covachos son otros dos ejemplos de mismas características donde pasar un día de absoluto paraíso. Mantienen la misma espectacularidad de paisaje tanto dentro como fuera del agua. ¡Os sorprenderá!

Isla de Mouro.

Esta pequeña isla entre Santander y Pedreña es un clásico para el buceo en Cantabria. Meterse por el túnel que generan las rocas es una demostración aplastante de que en el norte se puede hacer submarinismo y alucinar con la naturaleza que hay escondida. Hay varias empresas de la zona que te acercan hasta la isla.

Pecio Río Miera.

Para aquellos que tengan un nivel avanzado, por último, les dejamos un carguero español situado a 4 millas del Cabo Mayor en Santander. Además de la espectacularidad que supone siempre ver un pecio podemos encontrar congrios, peces luna, bogavantes y otras muchas especies.

Os mostramos un pequeño video.

 


Y estas zonas son las que queremos destacar, sin embargo, eso no quiere decir que zonas como la Virgen del Mar, Acantilado del Palacio de la Magdalena, Playa del Camello, la Bahía de Castro, etc sean zonas donde poder bucear o hacer snorkel. Si tenéis interés sobre esta zona comentadlo y podemos hacer otra entrada con otros rincones.

Como conclusión queríamos resaltar que, a pesar de lo que mucha gente cree, el norte es una muy buena zona donde bucear. Si bien es cierto que la temperatura del agua es más baja y la visibilidad y dificultad algo mayor, esto no quita para que podamos ver el lujo y la cantidad de vida que existe en este mar. Esperemos que os haya gustado. ¡Nos vemos bajo el agua!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *